Home Contacto
 
MAPA DEL DELITO
 
El “Mapa del Delito” es fundamentalmente una herramienta de visualización que permite apreciar una
Situación de conjunto del problema, con mucha mayor facilidad que a través de textos o consulta a bases
de datos alfanuméricas, cuyo estudio e interpretación son mucho más engorrosos. En este sentido, el
proverbio que dice “una imagen vale más que mil palabras” abona la conveniencia de contar con salidas
gráficas.
 
El determinar “Aéreas Calientes” sirve fundamentalmente para orientar la prevención del delito en zonas
críticas, evitando situaciones de oportunidad a través de una distribución de recursos que mejore la
eficacia del quehacer policial. Son mapas descriptivos de la situación en determinado momento. Cuando
se realizan para distintos cortes, conformando series temporales, marcan tendencias y facilitan su análisis
con relación a otras variables.
 
El producto final deberá ofrecer salidas gráficas que permitan comprender con mayor claridad la situación
de conjunto, tanto del delito en general como de sus distintos tipos y momentos de mayor vulnerabilidad
para cada uno de ellos
 
 
Los titulares de las páginas Web
Una de las grandes preguntas que nos planteábamos al acometer esta investigación, era quién estaba detrás de estos mapas on-line del delito. Por el momento podemos adelantar que en la mayoría de los casos, especialmente en los Estados Unidos, el Reino Unido y Canadá, se trata de departamentos de policía de diferentes ciudades o de agencias gubernamentales relacionadas, de algún modo, con el control de la delincuencia. Como ya han argumentado otros autores (Rose, 1999:145), en esta etapa de liberalismo avanzado en la que estamos inmersos, se hacen cada vez más fuertes las voces que reclaman la responsabilización de los ciudadanos frente a la creciente limitación de los estados a la hora de garantizar la seguridad lo que, además, se había convertido en el principal argumento de su legitimación. Por eso no es raro que sea en estos países, y sobre todo en los Estados Unidos, donde antes y de una manera más intensa se esté empezando a traspasar a la ciudadanía parte de la custodia de la seguridad[12], como también sucede en el campo de la salud. Siguiendo esta lógica, tampoco extraña que, en importancia, la segunda categoría de titulares de mapas online del delito sea la prensa, que con la titularidad de algo más de una quinta parte de los mapas se convierte, por una parte, en el vocero del nuevo status quo y, por otra, consigue pingües beneficios gracias a la publicación de noticias truculentas y, simultáneamente, la promesa de obtener la panacea de la autoprotección mediante la información ofrecida. Está claro que en las sociedades donde lo público es cada vez más débil, lo privado va ganando importancia y ocupando el espacio liberado por el aparato estatal.
El tercer tipo de titular de estas Web, siguiendo relativamente de cerca a la prensa, son las empresas que podemos denominar como tecnológicas, las cuales, ante el agujero que se abría, en el mercado han actuado en distintas direcciones. Unas han vendido directamente sus servicios a las agencias encargadas del orden público, quedando en un segundo plano en lo que a titularidad se refiere, otras han diseñado y editado sus propias Web en las que se ofrecen, además del mapa on-line de delitos para ciertas unidades espaciales de referencia, servicios a departamentos de policía o a la misma prensa. Un buen ejemplo de esto último son respectivamente los portales Crime Reports[13], Crime Mapping[14] y SpotCrime[15].
Otros mapas nacen como fruto de la colaboración entre diferentes agencias públicas de seguridad y empresas, un buen ejemplo de ello es la página de Chicago de la red Bandit Tracker (http://bandittrackerchicago.com/), especializada en sospechosos de atraco, en la que están implicados el F.B.I, el Sheriff del condado de Cook, el Departamento de Policía de Chicago y diferentes bancos que operan en la zona.



Figura 1. New York City Homicides Map del periódico The New York Times.
Fuente: http://projects.nytimes.com/crime/homicides/map
 
Finalmente, encontramos otros responsables como, en orden decreciente de importancia, los particulares, algunos de los cuales utilizan como argumento para la puesta en marcha de su Web el haber sufrido algún delito[16]; las ONG de defensa de los derechos y la seguridad del los ciudadanos, que hemos encontrado sobre todo en Venezuela (http://quieropaz.org/) y en Chile (http://www.victimas.cl/); o partidos políticos a través de fundaciones, como podemos ver en Argentina con el Mapa de la Inseguridad (http://www.mapadelainseguridad.com/), puesto en marcha por Francisco de Narváez, diputado nacional de la Unión Celeste y Blanco por la Provincia de Buenos Aires, que ha hecho de la inseguridad su caballo de batalla electoral. Por su parte, el gobernador de la provincia de Mendoza por el Partido Judicialista había utilizado la carta del mapa del crimen de la provincia en su campaña en 2007, aunque hasta el momento no ha visto la luz[17].
Esta variedad de titulares es coherente con esa tendencia de transferir la responsabilidad de la propia seguridad a los ciudadanos, característica de la lógica actuarial. Así, se podría afirmar, al menos en Estado Unidos y en Inglaterra, que la primera etapa de este proceso ya se ha concluido, con la masiva incorporación de cartografía online del delito por parte de organismos oficiales realizada a distintas escalas territoriales, y con la prensa que actúa en el proceso como amplificador de esta necesidad de protegerse[18]. A la vez se va esbozando aquello que podría definirse como una segunda fase en la evolución de este fenómeno, con la aparición, por una parte, de Web realizadas por particulares que insisten en esa necesidad de gestionar ellos mismos su propia seguridad, lo que entronca con el tema de la participación ciudadana, y por otra parte, de empresas que de manera privada van a usar y proporcionar la información que, desde la perspectiva actuarial, sería fundamental para el ciudadano.
De todos modos, las Web puestas en marcha por particulares no dejarán de ser un fenómeno residual que, de algún modo, ayudará a marcar la tendencia, pero es bastante improbable que tengan un peso decisivo. Serán las empresas privadas las que tomarán el timón y acapararán la cuota mercado liberado por el Estado, ofreciendo a la ciudadanía tanto la información pertinente como las prestaciones adicionales que cubran los vacíos que dejan los servicios públicos de seguridad.
 
RECEPCION DE DENUNCIAS - AMBITO DE COMPETENCIA
 
Para la ley penal existen tres tipos de Delitos o Acciones, que son los a) delitos de orden publico, b) dependientes de instancia privada y c) de instancia privada así el Código Procesal Penal lo establece en sus art 5 6 y 7.
A su vez el CPPN dice quienes pueden denunciar y a ante quien, básicamente toda persona victima de  un delito de acción publica o que tenga noticias de la comisión de uno  podrá denunciarlo al juez, al agente fiscal o a la policía., cuando la acción penal depende de instancia privada, sólo podrá denunciar quien tenga derecho a instar, conforme a lo dispuesto a este respecto por el Código Penal (art. 174 a 182 del CPPN)
Los delitos de acción pública se pueden denunciar ante cualquier autoridad, NO es necesario que sea la que tiene jurisdicción en el lugar donde se cometió el delito.
 
Transcripción de los art del CPPN
Acción pública
Art. 5° - La acción penal pública se ejercerá por el Ministerio fiscal, el que deberá iniciarla de oficio siempre que no dependa de instancia privada. Su ejercicio no podrá suspenderse, interrumpirse ni hacerse cesar, excepto en los casos expresamente previstos por la ley.
Acción dependiente de instancia privada
Art. 6° - La acción penal dependiente de instancia privada no se podrá ejercitar si las personas autorizadas por el Código Penal no formularen denuncia ante autoridad competente.
Acción Privada
Art. 7° - La acción privada se ejerce por medio de querella, en la forma especial que establece este Código.
Facultad de denunciar
Art. 174. - Toda persona que se considere lesionada por un delito cuya represión sea perseguible de oficio o que, sin pretender ser lesionada, tenga noticias de él, podrá denunciarlo al juez, al agente fiscal o a la policía. Cuando la acción penal depende de instancia privada, sólo podrá denunciar quien tenga derecho a instar, conforme a lo dispuesto a este respecto por el Código Penal. Con las formalidades previstas en el capítulo IV, del título IV, del libro primero, podrá pedirse ser tenido por parte querellante.
Forma
Art. 175. - La denuncia presentada ante la policía podrá hacerse por escrito o verbalmente; personalmente, por representante o por mandatario especial. En este último caso deberá agregarse el poder. En el caso de que un funcionario policial reciba la denuncia en forma escrita comprobará y hará constar la identidad del denunciante. Cuando sea verbal, se extenderá en un acta de acuerdo con el Capítulo IV, Título V, del Libro I.
En el caso que la denuncia sea presentada ante la fiscalía o el juez la misma deberá ser escrita; personalmente, por representante o por mandatario especial. En este último caso deberá agregarse el poder, debiendo ser firmada ante el funcionario que la reciba, quien comprobará y hará constar la identidad del denunciante.
A los fines de comprobar su identidad, el denunciante podrá presentar cualquier documento válido de identidad.
(Artículo sustituido por art. 1° de la Ley N° 26.395 B.O. 28/8/2008)
Art. 175 bis - Cuando la denuncia escrita sea presentada ante la policía, el funcionario que la reciba, luego de la comprobación de identidad señalada en el artículo 175 CPPN, deberá colocar en el escrito un sello que acredite la hora y el día de la recepción, el nombre de la dependencia policial y el número de registro de la denuncia, pudiendo otorgarle una constancia de la presentación o firmando la copia, a pedido del denunciante.
En ningún caso se podrá rechazar la presentación de la denuncia, sin perjuicio del trámite judicial que ulteriormente corresponda.
(Artículo incorporado por art. 1° de la Ley N° 26.395 B.O. 28/8/2008)
Contenido
Art. 176. - La denuncia deberá contener, en cuanto fuere posible, la relación del hecho, con las circunstancias del lugar, tiempo y modo de ejecución, y la indicación de sus partícipes, damnificados, testigos y demás elementos que puedan conducir a su comprobación y calificación legal.
Obligación de denunciar
Art. 177. - Tendrán obligación de denunciar los delitos perseguibles de oficio:
1°) Los funcionarios o empleados públicos que los conozcan en el ejercicio de sus funciones.
2°) Los médicos, parteras, farmacéuticos y demás personas que ejerzan cualquier rama del arte de curar, en cuanto a los delitos contra la vida y la integridad física que conozcan al prestar los auxilios de su profesión, salvo que los hechos conocidos estén bajo el amparo del secreto profesional.
Prohibición de denunciar
Art. 178. - Nadie podrá denunciar a su cónyuge, ascendiente, descendiente o hermano, a menos que el delito aparezca ejecutado en perjuicio del denunciante o de un pariente suyo de grado igual o más próximo que el que lo liga con el denunciado.
Responsabilidad del denunciante
Art. 179. - El denunciante no será parte en el proceso ni incurrirá en responsabilidad alguna, excepto por el delito en que pudiere incurrir.
Denuncia ante el juez
Art. 180. - El juez que reciba una denuncia la transmitirá inmediatamente al agente fiscal. Dentro del término de veinticuatro (24) horas, salvo que por la urgencia del caso aquél fije uno menor, el agente fiscal formulará requerimiento conforme al artículo 188 o pedirá que la denuncia sea desestimada o remitida a otra jurisdicción.
Sin perjuicio de lo dispuesto en el párrafo anterior, el juez de instrucción que reciba una denuncia podrá, dentro del término de veinticuatro (24) horas, salvo que por la urgencia del caso fije uno menor, hacer uso de la facultad que le acuerda el artículo 196, primer párrafo, en cuyo caso el agente fiscal asumirá la dirección de la investigación conforme a las reglas establecidas en el título II, del libro II de este Código o pedirá que la denuncia sea desestimada o remitida a otra jurisdicción.
Será desestimada cuando los hechos referidos en ella no constituyan delito, o cuando no se pueda proceder. La resolución que disponga la desestimación de la denuncia o su remisión a otra jurisdicción, será apelable, aún por quien pretendía ser tenido por parte querellante.
Denuncia ante el agente fiscal
Art. 181. - Cuando la denuncia sea presentada ante el agente fiscal, éste procederá conforme a lo dispuesto en el segundo párrafo del artículo 196 o requerirá la desestimación o remisión a otra jurisdicción.
Se procederá luego, de acuerdo con el artículo anterior.
Denuncia ante la policía o las fuerzas de seguridad
Art. 182. - Cuando la denuncia sea hecha ante la policía o las fuerzas de seguridad, ellas actuarán con arreglo al artículo 186.